miércoles, 19 de diciembre de 2012

Países deconectables de la red

mapa
Los países marcados en verde oscuro serían los más desconectables.
A principios de año, les hablábamos del insólito caso de Venezuela, donde el dominio .ve se "desconectó" del mundo, y por lo tanto nadie fuera del país pudo por dos horas acceder a páginas con esa terminación.
Aunque en este caso la desconexión fue debido a un fallo técnico, también hemos visto otros casos con trasfondo político como el apagón de la internet durante las revueltas en Egipto o el conflicto en Siria.
¿Qué factores determinan que un país sea más o menos deconectable de la red?
La cuestión, como van a ver a continuación, no es tan sencilla. Ya que potencialmente somos casi todos desconectables y son determinados factores físicos, políticos y económicos son los que marcan la diferencia.

Descentralización de la redLa firma de análisis de internet estadounidense Renesys, difundió recientemente un mapa que clasifica a los países según su grado de desconectabilidad de la red, basándose el número de proveedores de servicio.
La lógica es sencilla: un país donde la internet es fuertemente regulada cuenta con uno, o como mucho dos, compañías que gestionan la entrada y salida de datos desde el exterior, lo que facilita al gobierno la tarea de apretar el botón de apagado si es necesario.
De acuerdo al mapa, entre los países de "alto riesgo" de la región figuran Cuba, Guyana y Surinam, seguido de los países de "riesgo significativo como Uruguay, Bolivia y Paraguay.
Aclaramos que con esto no se quiere decir que los países citados tengan gobiernos que quieran apagar la internet, pero sí que su nivel de centralización del servicio los hace más sencillos de desconectar.
Además, también los convierte en un objetivo fácil de ataques cibernéticos, al sólo tener que atacarse un número limitado de infraestructuras

En América Latina

Cables
Cuantos más cables internacionales hay más difícil es técnicamente desconectar la internet.
En el caso latinoamericano, explicó a BBC Mundo Doug Madory de Renesys, "Cuba es el mejor documentado al no contar con cable submarino en la isla".
Con el cable submarino ALBA entre Venezuela y Cuba inaugurado en febrero de 2011 se espera revertir esta situación, pero el sistema todavía parece necesitar una mejora de la infraestructura de cableado en la propia isla.
En el caso de Bolivia y Paraguay, aclaró, el problema es que "tienen opciones limitadas para conectarse a los cables submarinos vía Chile y Argentina, respectivamente.
Y en el caso de Uruguay, su desconectabilidad se debe al hecho de ue el suministro del servicio está fuertemente dominado por la empresa estatal ANTEL, única proveedora de ADSL. Razón por la cual Uruguay tiene los precios de internet más altos de la región.
En Venezuela, destacó Madory, pasaría algo parecido, dada la cuota de mercado abarcada por la empresa estatal CANTV, aunque el país cuenta con más proveedores y por eso ha sido clasificado como país de bajo riesgo.


Fuente: www.bbc.co.uk