lunes, 11 de marzo de 2013

Empleados que trabajan horas extra: entre los principales cibercriminales

Diariamente 1.5 millones de personas son víctimas de algún tipo de delito informático. De acuerdo con la firma de investigación forense digital, Mattica, entre los principales riesgos para los internautas están el malware, virus, hackeos, fraudes y robos de información de usuarios y empresas.
 
El análisis de MaTTica revela que el cibercrimen es un fenómeno que va en aumento y, tanto cibernautas como organizaciones, sufren debido a los ataques a sus sistemas y los robos de información personal y corporativa.
Los datos presentados por la firma fueron obtenidos del Reporte de Cibercrimen 2012 de Norton, que señala que en México esta clase de delitos dejó a los cibercriminales ganancias por arriba de los $2,000 millones de dólares en 2012.
Con base en el análisis de Norton, MaTTica, definió cuál es el perfil de los delincuentes informáticos.
El ciberdelincuente conoce muy bien las computadoras y encuentra la forma de vulnerar los sistemas de cómputo usando la tecnología para extraer información. También hay personas no tan expertas, pero que conocen algunas vulnerabilidades de los sistemas”, comentó el presidente y fundador de MaTTica, Andrés Velázquez.
Velázquez explicó la diferencia entre los dos principales tipos de delincuentes digitales: los expertos y los insiders, quienes buscan robar información, cometer un delito u obtener algún bien y que no necesariamente requieren de amplios conocimientos IT.
El ejemplo más sencillo está conformado por el ejecutivo que cambia de trabajo y se lleva en una USB la base de datos de los clientes con los que trabajaba.
Los insiders generalmente no necesitan ser grandes expertos en cómputo, sólo tener el conocimiento y el criterio de discernir entre la información correcta e incorrecta que les interesa, y la forma en que la van a obtener”, indicó el experto en forensia digital.
Velázquez comentó que las personas que cuentan con conocimientos de computación por encima del promedio, al igual que los empleados que se quedan a trabajar tarde sin razón o hacen uso intensivo de los equipos forman parte de los indicadores de riesgo que deben tomarse en cuenta al momento de prevenir un cibercrimen.
El experto recomendó finalmente a las empresas revisar sus políticas de seguridad de manera preventiva, no sólo para evitar este tipo de ataques, sino también para establecer una adecuada respuesta en caso de que sucedan, facilitando así una investigación de tipo digital.
 
 
El último Informe Global de Fraude de la consultora de riesgos Kroll indica que en México 26% de las empresas fueron afectadas por robos de información, pero únicamente 22% cree que son vulnerables ante este fraude.