lunes, 25 de marzo de 2013

La Argentina, con malas notas en el ranking mundial de la “cloud computing”


La “nube informática” está cada vez más presente en la vida cotidiana de las personas y las organizaciones, y está saliendo de las computadoras de escritorio a los teléfonos inteligentes y a las tabletas.
Este paradigma, sobre el cual construyen sus emporios empresas como Google, Facebook y Amazon, entre otros jugadores de Internet, encuentra obstáculos para su desarrollo en la Argentina por el lado del marco legal, según un informe privado al cual accedió iProfesional.com.
Una idea de la dimensión de este negocio es brindada por un estudio de Cisco, el principal fabricante mundial de infraestructura de redes, según el cual a finales de 2012, el 70% de las empresas utilizaba algún tipo de tecnología en la nube, presionada porque los empleados querían un servicio a la carta y acceso a los datos en cualquier momento y en cualquier lugar.
Con este proceso se generan tendencias hacia una mayor colaboración, y a que el empleado lleve su propio dispositivo a la oficina y a infraestructuras virtuales.
La convergencia de la nube con la movilidad impulsará nuevos estilos de trabajo, como la colaboración que combina el texto convencional y las herramientas de mensajería con fuertes dosis de video en tiempo real.  
El proceso de adopción de la “cloud” madura porque las empresas están cada vez más familiarizadas con lo que es la computación en nube, cómo funciona y cómo se puede implementar en sus organizaciones.

Proteccionismo
Según el último informe elaborado por la BSA, una entidad que agrupa a nivel mundial a fabricantes de software, la Argentina está en el 16 puesto entre 24 países en una nueva clasificación de políticas gubernamentales relevantes para el crecimiento de esta tendencia.
Las políticas proteccionistas nacionales generan dificultades para el comercio internacional y la transmisión de datos entre países.
La Puntuación Global de Nube de la BSA establece la primera clasificación del tipo y determina el grado de preparación de los países para la promoción del crecimiento del mercado global integrado en “cloud”. 
Para ello, la clasificación evalúa leyes y reglamentaciones vigentes. 
Los países estudiados representan el 80% de la tecnología de información y comunicación del mundo. 
Los aspectos analizados son: 
  • Privacidad de datos.
  • Seguridad digital.
  • Crimen digital.
  • Propiedad intelectual.
  • Interoperabilidad tecnológica.
  • Armonía legal.
  • Libre comercio.
  • Infraestructura de tecnologías de la información (TI).
Algunas de las principales conclusiones del estudio indican que, si bien no ha habido grandes cambios entre los resultados de Argentina y los informes del 2012 y 2013, el ranking ubica al país un puesto por debajo del año anterior.

Más..

Fuente:  www.iprofesional.com/