miércoles, 24 de julio de 2013

EE.UU. planearía construir edificio para NSA en Alemania

El proyecto habría sido confirmado por el encargado del Servicio Federal de Inteligencia (BND), Gerhard Schindler, durante una reunión parlamentaria.
Durante una reunión del comité de Asuntos Interiores del parlamento alemán, el jefe del Servicio Federal de Inteligencia (BND, por sus siglas en alemán), Gerhard Schindler, habría confirmado que la Agencia Nacional de Inteligencia de Estados Unidos (NSA) planea construir un nuevo edificio en territorio alemán, específicamente en la ciudad de Wiesbaden.

Así lo informó este jueves el diario Mitteldeutsche Zeitung. La construcción sería un nuevo centro de inteligencia para analizar comunicaciones electrónicas y de escuchas. La difusión de la noticia ocurre justo cuando muchos alemanes están furiosos al filtrarse, gracias a documentos dados a conocer por Edward Snowden, cómo han sido espiados por años por Estados Unidos.



La revista Der Spiegel había adelantado parte de esta información, señalando que el nuevo cuartel general del Ejército de Estados Unidos en Europa instalado en Wiesbaden a un costo de unos 124 millones de dólares serviría también para operar un centro de control de alta tecnología que permitiría espiar e-mails y conversaciones telefónicas.

“Hipocresía del gobierno”
El edificio del Ejército estadounidense comenzó a ser construido en junio de 2012 y se espera que en 2015 todas las oficinas que hasta ahora funcionan en Heidelberg se hayan trasladado a la nueva construcción. Se sabe que la NSA tiene tres centros en Alemania: en Sttutgart, donde opera la Oficina Europea de Inteligencia; en Darmstadt, donde trabajan agentes en el Centro de Seguridad de la Información; y en Hesse, en la sede europea del Ejército de Estados Unidos.
Para la vocera de Asuntos Interiores de La Izquierda, Ulla Jelpke, un edificio de la NSA en Wiesbaden constituye “la corona del escándalo de las escuchas telefónicas” y pone en evidencia, en su opinión, “la hipocresía del gobierno federal”. Esta nueva oficina permitirá, aseguró Jelpke, que Alemania esté sometida a “la vigilancia total por parte de la inteligencia estadounidense”.
En el FDP también reaccionaron. Wolfgang Greilich, líder parlamentario del partido en el estado federado de Hesse, dijo que Estados Unidos debía entregar “garantías fiables” de que no trabajaría en perjuicio del gobierno y de los ciudadanos alemanes”, así como que habría “respeto por las leyes alemanas”.

DZC (dpa, Tageschau, FAZ)

Fuente: dw.de