jueves, 4 de julio de 2013

“Se ofrece trabajo a distancia. Envíe 300 euros a una cuenta en Alemania”. Industria alerta de las falsas ofertas de empleo por Internet

Alerta con las falsas ofertas de trabajo que llegan por correo electrónico. Industria advierte de sus envíos a través de Internet. Si recibe una propuesta con unas condiciones laborales inmejorables es posible que se trate de un fraude.

Los delincuentes se están aprovechando de la situación de crisis en España para engañar y estafar a los ciudadanos haciendo circular falsas ofertas de trabajo, principalmente a través del correo electrónico.
Por ello, el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO), dependiente del ministerio de Industria, Energía y Turismo, indica que, como norma general, si un usuario recibe un correo electrónico una oferta de empleo que no había solicitado, y cuyas condiciones son inmejorables, debe ponerse en alerta: se puede tratar de un fraude.

La Oficina de Seguridad del Internauta de INTECO destaca los siguientes elementos comunes de estas estafas:
-- La empresa suele estar en el extranjero
-- El español utilizado en sus comunicaciones es deficiente.
-- Usan cuentas de correo gratuitas
-- Los correos que envían son plantillas y apenas están personalizados
-- Solicitan el envío de dinero bajo cualquier excusa
-- Normalmente, las empresas utilizadas para el envío de dinero son Western Union o Money Gram
-- Se ofrece trabajo a distancia, es decir, teletrabajo
-- La oferta llega al correo sin que haya habido ningún proceso de selección previo
-- Ofrecen características deseables de un buen puesto de trabajo
-- Adjuntan un fichero que hay que cumplimentar generalmente con datos personales y bancarios

Ante esta amenaza en Internet, Industria también facilita algunas recomendaciones de seguridad:
-- En  ningún caso, se debe contestar al correo
-- No hay que abrir ni seguir los enlaces que se puedan facilitar desde ellos
-- Bajo ningún concepto se puede facilitar datos bancarios o realizar ningún ingreso económico a cuentas bancarias que se soliciten.
-- Si se duda sobre la veracidad de un correo, hay que realizar búsquedas en Google con frases “claves” que contenga el mensaje. Los resultados pueden dar alguna pista. A veces, tras una pequeña búsqueda en Internet se pueden encontrar cientos de usuarios que han sido víctimas de un determinado fraude.
-- Si se tratase de una empresa con sede en España, se debe realizar la correspondiente denuncia ante los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.