viernes, 4 de octubre de 2013

Eliminar un archivo de la PC te llevará a prisión con Ley de Delitos Informáticos [Peru]

La ley contiene diversos errores en su texto
La ley contiene diversos errores en su texto
Rider Bendezú @RiderBendezu
 
 
El texto contiene tantos errores que en un capítulo prohíbe a todos, incluido al Estado, utilizar sotwfare de hacking, así sea para luchar contra el cibercrimen. Es decir, un favor a los delincuentes cibernéticos.

 El jueves 12 de septiembre, pese a que sus autores iniciales reconocieron los errores que contenía, el proyecto de la Ley de Delitos Informáticos fue aprobado en el Pleno del Congreso por unanimidad, escondiéndose en la verdadera necesidad de lograr una legislación que luche contra el cibercrimen.
El proyecto inicial, conocido como Ley Beingolea, estuvo en espera por más de un año y en menos de seis horas fue debatido, modificado, revisado y aprobado, uniéndolo con otros proyectos pendientes relacionados al Internet y con la iniciativa presentada por el Ejecutivo, referida a la modificación del artículo 162 del Código Penal, sobre la intercepción telefónica, tras la difusión del audio del ministro de Defensa, Pedro Cateriano.

Aunque existe la intención que el Perú se adhiera a la Convención de Budapest, un acuerdo internacional suscrito en noviembre del 2001 con el objetivo de luchar contra los delitos informáticos y de Internet; este proyecto ha tomado varios puntos de este tratado, sin remediar en las acepciones que presenta el texto.

El congresista Juan Carlos Eguren, quien se encargó de modificar el dictamen, defiende este proyecto bajo la premisa que el Perú, en el primer trimestre del año, ocupó el quinto puesto entre los países más vulnerables en materia informática.
“En caso una persona sin consentimiento afecte datos informáticos o de usuario, el funcionamiento de un sistema o a una red informática o de telecomunicaciones, recibirá, por ejemplo, una pena privativa de la libertad no menor de tres ni mayor de seis años”, expresó el legislador.


Fuente: larepublica.pe