miércoles, 12 de diciembre de 2012

Gestión y almacenamiento eficiente de la información para Latinoamérica

En la actual sociedad del conocimiento, las empresas y organizaciones generan, a un ritmo creciente, un altísimo volumen de datos. La información se ha convertido en uno de los ejes esenciales para todo tipo de negocios, tanto por su valor para conocer más certeramente a sus actuales y potenciales clientes, como para gestionar sus propios procesos de manera más eficiente.
Por ello, no es extraño que, como indica Gartner, se considere al crecimiento de datos, principalmente no estructurados, como una de las diez tendencias de TI que las organizaciones deberán abordar de manera crítica en los próximos cinco años. En tal sentido, surge la necesidad de familiarizarse con el concepto de gestión del ciclo de vida de la información e implementar el establecimiento de planes, normas y políticas de almacenamiento y protección de datos.
 
El primer paso para gestionar en forma eficiente la información es la correcta selección del hardware de almacenamiento en donde residirán nuestros datos, así como una correcta política de seguridad. Es importante fijar un solo sitio de almacenamiento de documentos informáticos y que ese lugar tenga asignada una política de seguridad acorde.
Si bien las políticas de almacenamiento dependerán de cada compañía, actualmente, la eficiencia e inteligencia en los equipos de almacenamiento y la rapidez con la que las compañías puedan tener acceso a su información crítica les brindará definitivamente una ventaja competitiva.
La elección de la plataforma de almacenamiento es clave para la obtención de esos beneficios, muchos sistemas tradicionales no cumplen con algunos requisitos básicos. La arquitectura correcta para almacenar los datos, debe adaptarse al cambio, es decir, debe transformarse de una plataforma rígida en un sistema dinámico, flexible y escalable, que además contribuya a cambiar desde una simple operación a la innovación de tecnologia.
Asimismo, una organización debe reconocer que no todos los datos pueden ser tratados y almacenados de la misma manera. La mejor manera de prepararse para ello es conocer cada tipo de información que se está almacenando, puesto que esto otorgará una visión más clara para definir las necesidades, niveles de seguridad y la proyección de crecimiento del volumen de datos.

La importancia de las normas de seguridad internacionales

Por otro lado, vale la pena revisar y validar si los sistemas de almacenamiento cumplen con algunas de las normas de seguridad internacionales, como por ejemplo la norma para la seguridad de la información UNE-ISO/IEC 27001, que detalla los requisitos necesarios para establecer, implantar, operar, supervisar, revisar, mantener, auditar y mejorar un SGSI (Sistema de Gestión de Seguridad de la Información).
La norma mencionada puede ser adoptada por empresas de cualquier tamaño, sector o ámbito empresarial y en cualquier parte del mundo. Permite garantizar a las empresas que su información está protegida y es especialmente importante si existen datos críticos, tal y como ocurre en el sector financiero, de salud pública y de tecnología de la información. Igualmente, es muy eficaz para empresas que administran y gestionan la información por encargo de otras.
Desde un punto de vista más específico, las soluciones y plataformas modulares, escalables y altamente eficientes, idealmente algunas de ellas multiprotocolo de almacenamiento empresarial, permiten abordar muchos de los requisitos, metodologías y políticas para una consolidación eficiente y segura del almacenamiento.