domingo, 28 de abril de 2013

Quién debe resolver el problema de seguridad informática de los móviles?

No espere que los gobiernos y los operadores le resuelvan su problema de privacidad!

© Helder Sousa – Fotolia.com


Un reciente estudio de la empresa GSMA muestra una gran preocupación por parte de los usuarios en cuanto a la privacidad que ofrecen los teléfonos y los operadores como tal. Para muchos los operadores móviles son los guardianes naturales de la privacidad en los dispositivos móviles pero lamentablemente esto no esta sucediendo.
Explorando algunos otros datos de la encuesta se pueden encontrar cosas interesantes:
  • 88% de los usuarios de aplicaciones móviles están preocupados con que las aplicaciones puedan recolectar información personal sin su consentimiento. La mitad de los usuarios que tienen esta preocupación limitarían el uso de estas aplicaciones a menos que mejores medidas de seguridad sean ofrecidas, y
  • 60% de los encuestados recurriría al operador si una seria invasión a la privacidad ocurriese durante el uso de la aplicación, sin importar quién es el responsable.
  • 31% recurriría a la tienda de aplicaciones y 34% directo al desarrollador.
  • En el universo total de los encuestados, 74% de usuarios de estos servicios, están preocupados ya que sus localizaciones están siendo compartidas con otras compañías sin su autorización.
Pero la realidad en muchos países de Latinoamérica es que la ley poco o nada protege a los usuarios al respecto. Los alcances son tan débiles por falta de conocimiento de los legisladores que toda la responsabilidad recae en los usuarios quienes en la medida de sus posibilidades tienen la libertad de comprar un equipo medianamente seguro e instalarle las aplicaciones con responsabilidad.
Muchos usuarios no suelen estar al tanto de dicha responsabilidad y peor aún, no entender en qué implica. Por lo mismo, es bueno averiguar bien antes de subirse a un ecosistema nuevo o seguir en el mismo. Es menester recordar que dependiendo del OS (siglas que en inglés significan: sistema operativo), los dueños de las tiendas o mercados de aplicaciones (como el AppStore en el caso de iOS) suele requerir a los desarrolladores de las aplicaciones incluyan ciertas alertas, las cuales generalmente preguntan al usuario si aceptan o no compartir sus datos con la aplicación y en algunas ocasiones con terceros. Por eso suele ser bastante importante no sólo leer dichas molestas alertas sino también revisar las propiedades de las aplicaciones para asegurase que las opciones activas actúan en “pro” de proteger los datos de los usuarios.
Ahora bien, muchas abuelas solían decir “ante la duda, abstente”, pero en la era de la información esto se ha transformado en “ante la duda, pregunte o consulte al experto”. En una gran infinidad de sitios de internet se suelen encontrar respuestas, por ejemplo, en este momento se me ocurre existe un sitio en el cual varios de sus editores saben de tecnología y suelen escribir en un lenguaje amable y fácil de entender, creo que la dirección del sitio es algo así como www.techcetera.co .

Vale la pena resaltar, como lo afirma Tom Phillips, Jefe de Relaciones Gubernamentales y Asuntos Regulatorios de GSMA, que los legisladores también deben tomar cartas en el asunto. Ellos “deben considerar soluciones que reflejen las nuevas realidades del mercado, tales como los íconos de privacidad que están siendo desarrollados en los Estados Unidos, garantizando a los usuarios una forma simple de entender sus opciones de privacidad y controlar sus datos”. El mismo personaje también afirma que: “En los mercados de América Latina, nuevas leyes y políticas de privacidad están siendo elaboradas. La GSMA pide a los gobiernos la garantía de que las nuevas leyes sean aplicables en forma igualitaria a todas las empresas involucradas.” Pero al día de hoy no hay muchas de estas leyes que protejan al usuario.
Todo lo anterior suele llevar a pensar que todas las partes “deben poner su granito de arena” para mejorar la seguridad de los datos, que en esta “era de la información” suelen ser uno de los activos más preciados para las personas y las empresas. Por lo mismo, señor lector antes de comprarse un dispositivo móvil evalúe:
  • La seguridad otorgada por el sistema operativo (sistemas de bloqueo, capas de alertas, configuración de notificaciones de entrada o salida del dispositivo)
  • El tipo de control ejercido por el ente regulador de la tienda de aplicaciones y la experiencia de otros usuarios
  • La política de privacidad de su operador celular
  • La opinión de los expertos y de otros usuarios del equipo
Además, cuando se compre el equipo y se disponga a instalarle nuevas aplicaciones, no sólo lea la opinión de otros usuarios que ya hayan instalado dichas aplicaciones (tienda de aplicaciones que se respete suele tener los reviews disponibles para que todo aquel que descargue un app pueda ver de que se trata y la experiencia de los que ya la han instalado), lea también las alertas que presenta la aplicación en el proceso de configuración. Si no aparece ninguna alerta, revise el menú de opciones que muy seguramente encontrará la forma de revisar que tipo de datos almacena y transmite dicha aplicación.
Finalmente, no espere que los gobiernos y los operadores le resuelvan su problema de privacidad! Generalmente los entes gubernamentales suelen estar muy ocupados para meterse en temas que no entienden y, los operadores, como dicen las abuelas “suelen hacerse los de la vista gorda” porque en general este es un problema que poco o nada les afecta.


Fuente: Publicado por  -techcetera.co