martes, 23 de julio de 2013

Cisco: “Salvo México y Brasil, en la región no se prevé una regulación para la ‘nube’”

La adopción del cloud en los negocios de América Latina creció 60% el año pasado, según un estudio de la firma, y mantendrá ese ritmo hacia el 2016. Gran parte de la demanda empresarial aún busca implementar ‘nubes’ privadas. 

La tendencia más fuerte en América Latina en la adopción de almacenamiento en la ‘nube’ está en la infraestructura privada, puesto que “la regulación de los gobiernos en seguridad de la información no se ha terminado de definir” para los servidores públicos. Según Walter Sánchez, gerente de Cloud Computing de Cisco, salvo México y Brasil, donde hay leyes de ‘cloud’ en camino, en el resto de la región “no hay nada”.
Por ello, la adopción del almacenamiento en la nube se da mayormente en las empresas con recursos para mantener una infraestructura privada, ya sea en sus oficinas o con proveedores que diseñan este espacio exclusivo para ellas en sus servidores.

Esta demanda es la que compone gran parte del servicio ‘cloud’ en la región, que creció un 60% en el 2012, según un estudio de Cisco. “Esta tendencia se mantendría hacia el 2016”, asegura Sánchez. De hecho, el incremento en la demanda de infraestructura (espacio de almacenamiento) fue más del doble y en el caso del software (Help Desk), hubo un aumento de 80%.

Beneficios y retos
Sánchez indica que el atractivo del ‘cloud’ se da, entre sus principales razones, por la gran liberación de espacio físico en las empresas, así como la gestión de aplicaciones y uso de servidores remotos desde una sola pantalla.
“La compra de servidores virtuales se puede hacer como en un supermercado. Van marcando lo que desean, el sistema gestión lo provisiona, hay una interacción con el sistema de facturación y en cinco minutos está listo”, detalló.
Sánchez considera que la conectividad, a pesar del crecimiento en el uso de la ‘nube’, desalienta a las empresas peruanas de ver esta tecnología como una herramienta eficiente.
“Con el cloud, al pasar las aplicaciones a un servidor remoto, si los empleados –que están en otro lugar– acceden lentamente a la información, van a tener la percepción de que todo este concepto no funciona en la empresa”, finalizó. 
 
Fuente:  blogs.gestion.pe