martes, 6 de agosto de 2013

Somos la generación que debe regular la web

David Cameron anunció que controlará la pornografía en la web y desató el debate. ¿Qué contenidos deben prohibirse? Opina el especialista Miguel Sumer Elías

La última semana, el primer ministro inglés David Cameron anunció su decisión de obligar a los proveedores de internet a controlar los contenidos XXX. Ante esto, y como había sucedido anteriormente con relación a los derechos de autor y la prohibición de los sitios de piratería, la pregunta (y el debate) sobre el control de los contenidos que circulan en la web se abre nuevamente.

No tengo dudas de que hay cuestiones específicas de internet que deben regularse con mucho cuidado, como ser la pornografía infantil o los derechos de autor”, responde Miguel Sumer Elías ante la pregunta. Partiendo de ese precepto, el debate se complejiza cuando entra en juego la libertad de expresión.
 
El abogado especialista en Derecho Informático y de Internet y director de Informática Legal explicó a Infobae América que la libertad de expresión no debe confundirse con libertinaje de contenidos: “Ejerciendo su libertad de expresión, una persona puede decir o hacer cosas ilícitas, penadas por la ley”.

Miguel Sumer Elías es claro con relación al problema de la violación de los derechos de autor. Si bien admite que las leyes de propiedad intelectual son muy viejas y no están adecuadas a los tiempos que corren, asegura que en tanto estén vigentes, deben ser cumplidas. Aunque afirma que es necesaria una reforma urgente porque la pelea entre la industria y los usuarios de internet es muy desproporcionada.

- Algunos podrían sostener que esas leyes van en contra de “la naturaleza” o “la lógica” de internet. ¿Es posible una legislación acorde?
Sobre este tema existen dos posturas bien marcadas. Por un lado, hay un sector que sostiene que en internet toda la cultura debe ser libre y estar disponible para la humanidad sin restricciones. Pero por otro, están los autores y grupos empresariales que quieren proteger sus derechos, cobrar por sus creaciones y decidir quién o cómo se distribuyen sus obras (contenidos, música, películas, imágenes, software, etc). Ante estas posturas, lo que sí me parece es que nosotros formamos parte de la generación de la historia que tiene la tarea de tomar las primeras decisiones al respecto: somos la generación que tiene que discutir y decidir sobre cómo regular la web.


Fuente:  america.infobae.com