martes, 20 de mayo de 2014

Podrían vigilarte a través de la Webcam - software maligno Blackshades

Blackshades

La policía ha detenido a más de 100 personas por utilizar malware para hackear cientos de miles de webcams. Las fuerzas policiales de todo el mundo, incluido el FBI, se han unido en esta operación para desmantelar esta red de hackers internacional. Éstos utilizaban una herramienta conocida como Blackshades para infiltrarse en cualquier ordenador. Gracias a este programa, se adentraban en los distintos dispositivos de sus víctimas, recogían imágenes a través de sus cámaras y las distribuían por Internet.

Los arrestos han tenido lugar durante toda la semana. Los países que han contribuido a la detención de estos delincuentes han sido: Canadá, Francia, Alemania, el Reino Unido y Estados Unidos. Todos ellos estaban bajo las órdenes del Ministerio Fiscal de Holanda.
“Aparentemente, Blackshades está diseñado para cometer delitos informáticos. Es evidente que no depende sólo de las características del software, también hay que tener en cuenta las acciones de estos usuarios”, explica un portavoz del Ministerio Fiscal holandés.

Uno de los acusados, un joven de 19 años de Rotterdam, está acusado de usar el programa para hackear más de 2.000 cámaras web. El malware no requiere unos conocimientos muy avanzados en informática o desembolsar una gran cantidad de dinero, tal y como han confirmado las fuerzas policiales relacionadas con la investigación. “Con este sistema, un ordenador puede ser tan fácil de hackear que hasta un hombre prehistórico podría hacerlo”, ha declarado Leo Taddeo, miembro de Operaciones Especiales y Cibernéticas de la agencia policial estadounidense.

El FBI, que ha descrito la operación como el mayor arresto de cibercriminales hasta la fecha, cree que habrá cientos de miles de ordenadores alrededor del mundo infectados por el software malicioso Blackshades. De hecho, son tantos los dispositivos contaminados, que todavía no han podido identificar a todas las víctimas afectadas por el malware.

El propietario y principal distribuidor de este software maligno, Alex Yucel, es un hombre de 24 años sueco. La fiscalía de Nueva York ha pedido que el arrestado pase más de 40 años en prisión por los crímenes cometidos. Sin embargo, la sentencia no se ha dado a conocer todavía.



Links relacionados: