sábado, 23 de marzo de 2013

¿Qué debe hacer su empresa para cumplir con las expectativas de los clientes sobre privacidad y seguridad?

A medida que avanza el trabajo portátil, la información corporativa ya no se queda sólo en la empresa y comienza a ser móvil también. Por eso, se vuelve clave contar con políticas que permitan dar movilidad pero sin perder el control de la información.
 
Hoy la seguridad de los datos almacenados en soportes informáticos está en un punto de quiebre. Organizaciones de todo tipo y de ámbitos diferentes se ven obligadas a tomar medidas que garanticen el cuidado de datos valiosos tanto de su compañía como de sus clientes. Los incidentes relacionados con la privacidad provocan pérdidas de dinero, clientes, interrumpen el negocio y afectan la reputación de las compañías.
Para entender el nivel de riesgo que afrontan las compañías y cómo se preparan para enfrentarlo, la consultora Edelman en colaboración con el Instituto Ponemon, desarrolló el Índice de Riesgo de Privacidad (PRI).
 
Se trata de un estudio que incluye la opinión de 6.400 ejecutivos, analistas de riesgos, privacidad y profesionales tecnológicos de 29 países, incluyendo la Argentina.
 
 
 
Este documento revela que el 57% de las empresas no ven la protección de los datos personales y la privacidad como prioridades.